La pasada semana se han presentado el proyecto SHYNE (Spanish Hydrogen Network) un consorcio multisectorial liderado por Repsol junto a seis compañías, cada una referente en su sector Enagás, Alsa, Scania, Bosch, Grupo Celsa, y Talgo, que actuaran como promotoras de la iniciativa, que liderará el impulso del hidrógeno renovable en España. Además, el consorcio cuenta con otros 26 socios, que asumirán el papel de colaboradores de los proyectos

El consorcio SHYNE desplegará proyectos en diez comunidades autónomas y contará con una inversión total de 3.230 millones de euros que servirá para desarrollar tecnologías más competitivas y sostenibles tanto en la industria española como en sus infraestructuras, generando más de 13.000 empleos.

La presentación tuvo lugar en el Campus de Repsol y acudieron la Secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, y el Secretario General de Industria y PYME, Raül Blanco, además de representantes de las 33 entidades que conforman este ecosistema.

El consorcio ha definido entre sus objetivos alcanzar una capacidad instalada de 500 MW en 2025 y de 2 GW en 2030, lo que supone la mitad del objetivo marcado en la Hoja de Ruta del Hidrógeno publicada por el Gobierno de España. Además, se promoverán proyectos en toda la cadena de valor, incluyendo la instalación de generación renovable y el estímulo a los distintos usos industriales del hidrógeno mediante una fuerte integración sectorial. Asimismo, se impulsará el empleo de hidrógeno en todos los segmentos del transporte, a través de la producción de combustibles sintéticos y de la creación de una infraestructura con al menos 12 hidrogeneras en 2025.

El consorcio será una red de colaboración nacional que dará soporte a todos los proyectos y gestionará el conocimiento y la investigación de tecnologías pioneras, favoreciendo la competitividad y la creación de empleo de calidad. El compromiso de las entidades participantes y la suma de sus capacidades situarán a España a la vanguardia tecnológica, como una de las potencias en la economía del hidrógeno renovable en Europa.

El proyecto SHYNE pretende generar un ecosistema que conecte las grandes iniciativas regionales en torno al hidrógeno verde que ya se están poniendo en marcha, tales como el Corredor Vasco del Hidrógeno (BH2C), el Valle del Hidrógeno de Cataluña y el Valle del Hidrógeno de la Región de Murcia. Además, SHYNE promoverá la creación de dos nuevos hub de innovación en Castilla La Mancha y Madrid, cuyo objetivo será el desarrollo de tecnologías competitivas que se encuentran aún en desarrollo, como la fotoelectrocatálisis o la electrólisis de óxidos sólidos (SOEC) y que permitirían mantener en el país una soberanía tecnológica en este nuevo vector energético.

También se creará un centro de gestión del conocimiento en Madrid que coordinará las actuaciones transversales y posicionará a los centros tecnológicos y a las universidades como centros de referencia en Europa. De este modo, se creará una red eficiente que capturará las sinergias entre los polos productores, los centros industriales y otros consumidores de hidrógeno, asegurando la competitividad del gas renovable y evitando transferir costes adicionales a usuarios finales.

Fuente de la imagen: Transporte Profesional