Redexiscompañía integral de infraestructuras energéticas dedicada al desarrollo y operación de redes de transporte y distribución de gas natural, a la distribución y comercialización de gas licuado del petróleo y a la promoción del gas vehicular, ha construido el ramal que permite el suministro de gas natural a la estación de la EMT (Empresa Municipal de Transportes Urbanos de Mallorca) en sus cocheras de Son Banya.

Gracias a esta infraestructura, los 100 autobuses adquiridos por la EMT de Palma ya pueden repostar gas natural en sus propias instalaciones.

La instalación está formada por una Estación de Regulación y Medida conectada al gasoducto Cas Tresorer – Manacor – Felanitx a su paso por el enlace de Son Ferriol, y discurre a lo largo de unos 1.200 metros por el Camí de Ses Bateries hasta llegar a la EMT.

Asimismo, alimenta también la estación de repostaje de los autobuses del TIB que se ha instalado en las proximidades de la EMT.Esta estación de repostaje de gas natural” se une a las otras ya instaladas en las bases de diversas empresas concesionarias del servicio del TIB en Mallorca (Alcudia, Calvià, Felanitx, Palma e Inca).

Todas estas infraestructuras están preparadas para poder suministrar BIO GNC a través de garantías de origen de gas renovable consiguiendo así una movilidad neutra en emisiones de CO2.

La EMT amplia de este modo su actual flota de vehículos a gas natural y se suma al camino ya trazado por el Ajuntament de Palma quien, conjuntamente con Emaya, inició la sustitución de sus antiguas flotas pesadas a gasoil, por vehículos modernos propulsados por gas natural.

Con la puesta en marcha de este ramal, Redexis sigue incrementando la red de repostaje de GNV en España y contribuyendo a una movilidad más sostenible y económica. El GNV es una alternativa real a los combustibles derivados del petróleo, ya que reduce las emisiones de CO2 en un 30 % y las de NOx hasta un 75 %. Además, elimina las emisiones de partículas en el tubo de escape y prácticamente en su totalidad las emisiones de óxidos de azufre.

Su implantación contribuye a mejorar la calidad ambiental de las ciudadesy apostar por un modelo de transporte medioambientalmente sostenible. La demanda de este tipo de vehículos, además, sigue en constante aumento: según datos de la asociación Gasnam, las matriculaciones de vehículos de GNV se incrementaron un 167 % en enero y febrero de 2020 respecto a los mismos meses del año anterior, con un total de 1.635 nuevas unidades matriculadas.

En 2019, Redexis firmó un acuerdo con Cepsa para la creación de la mayor red de estaciones de repostaje de gas natural de España. Esta alianza, que ya cuenta con tres gasineras, una en la localidad murciana de Puerto Lumbreras, otra en Zaragoza y otra en Trujillo (Cáceres), pretende alcanzar las 80 estaciones de servicio antes del fin de 2023, con una inversión total de 60 millones de euros. Desde entonces, Redexis ha firmado acuerdos con importantes fabricantes de automóviles, como Seat y Fiat, para promover la venta de vehículos de GNV y la construcción de nuevas estaciones de repostaje.

En España ya utilizan el GNV a través de Redexis la flota municipal encargada de la recogida de residuos y limpieza en Palma de Mallorca -Emaya-, la flota de Valoriza Servicios Medioambientales en Ibiza, la flota de la empresa de recogida de limpieza de El Puerto de Santa María o la flota de ambulancias del Servicio Murciano de Salud, dando servicio también a vehículos de particulares en sus estaciones de servicio.

Fuente de la noticia y de la imagen: Economía de Mallorca