«Avanzamos como puerto verde con la implantación de combustibles alternativos como el GNL, el hidrógeno y las energías renovables»

miciudadatodogas entrevista a María Yolanda Muñoz, presidenta de la Autoridad Portuaria de Cartagena

 

Los principales puertos europeos apuestan por la sostenibilidad. ¿Qué actuaciones se están realizando desde la APC para transformar el Puerto de Cartagena en un puerto sostenible? 

La sostenibilidad es un objetivo estratégico del Puerto de Cartagena que estamos aplicando de forma transversal en todos nuestros departamentos y procesos para ser referente del Mediterráneo, dentro de los objetivos de Desarrollo Sostenible.

Somos pioneros en la Región en el modelo de gestión ambiental combinando el crecimiento económico, la sostenibilidad ambiental y la Responsabilidad Social Corporativa. Estas son las claves para crear valor para el conjunto de la comunidad portuaria, Cartagena y la región de Murcia, gestionando los ecosistemas terrestres y costeros del puerto de Cartagena y su entorno para la conservación de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático.

Todo ello enfocado a promover el crecimiento de la economía azul con el puerto de Cartagena como principal actor y motor de la economía y utilizando la innovación para mejorar nuestra competitividad y productividad. Somos un Puerto EMAS y avanzamos en acciones que nos consoliden como un puerto verde dentro de la Agenda 2030, con la implantación de combustibles alternativos que contribuyen a la descarbonización y a un cambio de modelo energético en el transporte marítimo, como ejemplo, el gas natural licuado y el hidrógeno y la apuesta por las energías renovables. En los últimos años se ha incrementado considerablemente la calidad de sus aguas, se han recuperado ecosistemas terrestres y marinos, y se ha acercado el puerto a la ciudad con la construcción de importantes infraestructuras para integrarlas en el día a día de los ciudadanos, diseñadas junto al Ayuntamiento de Cartagena para que la fachada marítima sea el centro neurálgico de la vida social y cultura de los cartageneros.

 

El GNL ha sido seleccionado por el transporte marítimo como el combustible alternativo para propulsar los buques durante la transición energética. ¿Qué opinión tiene de este combustible y cómo se están preparando en el puerto de Cartagena para responder a las nuevas necesidades de bunkering de GNL?

El Puerto de Cartagena tiene el reto de convertirse en la puerta de entrada a Europa del gas natural licuado. La inversión de 9,7 millones de euros que estamos ejecutando para la ampliación y adaptación del muelle Príncipe Felipe, en Escombreras, nos va a posicionar a la cabeza del suministro de GNL. 

Hace más de dos décadas apostamos junto a Enagás y otras empresas para preparar nuestras instalaciones portuarias para la descarga de combustibles más sostenibles como es el GNL. Hemos sido pioneros en el bunkering de gas natural licuado, con el suministro, junto con Repsol y Enagás, a un buque desde una planta de regasificación, enmarcado en el proyecto europeo CORE LNGas Hive, cofinanciado por la Comisión Europea.

Como gestores de infraestructuras, trabajamos para dar los mejores medios y servicios a las empresas portuarias. Solo en 2020, un año muy difícil donde la crisis sanitaria redujo los tráficos de mercancías, nosotros superamos los 2,2 millones de toneladas descargadas de GNL y crecimos un 71 por ciento con respecto a 2019.

 

En el ámbito de la economía circulas, el Puerto de Cartagena participa en la iniciativa ‘EcoFríoPortuario’. ¿Cuáles son las oportunidades de futuro que puede representar este proyecto para vuestro puerto?

Esta iniciativa supone para el puerto de Cartagena avanzar hacia modelos de negocios más sostenibles. Estamos en pleno proceso de transformación para adaptar nuestras infraestructuras a los retos del futuro con nuevos modelos de negocios más verdes, ágiles y eficientes, que faciliten la transición hacia una economía más circular.

Somos un puerto con capacidad de crecimiento y con unas características atractivas para las empresas, por nuestra situación geoestratégica, nuestro calado y por encontrarnos junto a uno de los principales polos energéticos de Europa como es el Valle de Escombreras. Existen empresas instaladas en el Puerto de Cartagena que quieren desarrollar este tipo de iniciativas, como la de “EcoFríoPortuaria” y nosotros estamos trabajando para que esos proyectos de aprovechamiento del frío residual del GNL se hagan realidad, contribuyendo a un importante ahorro energético y económico comparado con los almacenes de congelación convencionales.

 

En relación con el hidrógeno verde, ¿se considera que este gas renovable representa una oportunidad para la descarbonización y el impulso de la actividad portuaria de Cartagena?

El Puerto de Cartagena será clave para la producción y la exportación del hidrógeno verde en la Región de Murcia y en España, donde nuestro país aspira a producir el 10 por ciento de la Unión Europea. La creación de la Plataforma Valle Hidrógeno Verde, impulsada por el Gobierno de la Región de Murcia, pretende actuar como paraguas de todas las iniciativas empresariales y organismos para atraer inversiones y obtener fondos de recuperación de la Unión Europea, donde el Puerto de Cartagena actuará como habilitador de las infraestructuras que hagan posible al Valle de Escombreras como el polo energético más sostenible del país.

Es un modelo de negocio que ha llegado a nuestro puerto para quedarse y que supondrá un impacto significativo en su competitividad y repercutirá en beneficio de Cartagena, donde su Ayuntamiento trabaja de la mano de las empresas del Valle de Escombreras para situar al municipio en el núcleo de este proyecto como una oportunidad de transformación tecnológica y apuesta por energías sostenibles. Este gas es una pieza fundamental en la transición energética y será uno de los ejes estratégicos del puerto para avanzar en nuestro objetivo de ser el puerto más sostenible del Mediterráneo, y para alcanzar la neutralidad climática en el año 2050 marcado por Europa.

Vivimos una crisis económica y sanitaria que nos empuja a acelerar las inversiones necesarias para ir hacia nuevos modelos más verdes, basados en la descarbonización, en el cuidado del medio ambiente y en convertir a Cartagena y a la Región en motor de reactivación económica para las generaciones futuras.

 

Consulta aquí todas las entrevistas realizadas por #miciudadatodogas