Iberdrola ha firmado con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) un préstamo por importe de seis millones de euros para la construcción de la primera hidrogenera de carácter público en España que el grupo construirá y operará para suministrar hidrógeno renovable a la flota de autobuses urbanos del Transports Metropolitans de Barcelona (TMB).

La operación se ha realizado en el marco de la iniciativa ‘Connecting Europe Facility’ de la Unión Europea, en la que el ICO actúa -en colaboración con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana- como entidad acreditada para la canalización de proyectos de compañías españolas que contribuyan a dinamizar la transición ecológica incrementando la eficiencia en el transporte.

En concreto, este proyecto en Barcelona recibirá de esta iniciativa, de manera adicional al préstamo suscrito, una subvención de 3,7 millones de euros. Con el respaldo del ICO, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán avanza así en su proyecto de construcción de la primera hidrogenera de carácter público del país en una parcela de 5.000 metros cuadrados de superficie en el polígono industrial de la Zona Franca de Barcelona.

A partir de su puesta en servicio, el próximo mes de noviembre la utilizarán los autobuses de TMB de esta tecnología y potencialmente también otras flotas e industrias de polígono que adopten el hidrógeno como solución energética.

La planta suministrará hidrógeno de origen renovable, producido por electrólisis, a los ocho autobuses de pila de hidrógeno de última generación adquiridos por TMB el año pasado, que llegarán a Barcelona en noviembre de 2021 con la previsión de que se incorporen al servicio a principios del 2022.

Su consumo estimado es de 160 kilos diarios, que aumentará en años sucesivos a medida que se añadan unidades de esta tecnología a la flota, hasta los 60 previstos.

El contrato entre Iberdrola y TMB tiene una duración de 10 años y el servicio de suministro de hidrógeno verde podría ser ampliado en un futuro para satisfacer la demanda de otras flotas públicas o privadas del entorno.

Este acuerdo es el quinto entre Iberdrola y el ICO para impulsar una economía sin carbono y refuerza su colaboración en el ámbito de la movilidad sostenible, tras la operación suscrita en 2020 para el despliegue de puntos de recarga en la vía pública en España y Portugal.

Apuesta por el hidrógeno verde

El hidrógeno verde es una de las grandes apuestas de Iberdrola como alternativa a la electrificación para determinados procesos industriales y el transporte pesado. Así, el grupo construye en Puertollano (Ciudad Real) la mayor planta de hidrógeno verde en Europa, que permitirá el inicio de la descarbonización del proceso de fabricación de fertilizantes de Fertiberia; y se ha asociado con la norteamericana Cummins, que ubicará en Castilla-La Mancha una de las mayores fábricas de electrolizadores del mundo.

Además, ha suscrito alianzas en España para el desarrollo de proyectos de esta tecnología con empresas como Fertiberia, Porcelanosa, BP y Enagás o Foresa -que se suman a otras iniciativas promovidas en los principales mercados donde opera, como es el caso del Reino Unido, Brasil y Estados Unidos- y ha presentado 53 proyectos relacionados con el hidrógeno verde al programa Next Generation EU, que activarían inversiones de 2.500 millones de euros para lograr una producción anual de 60.000 toneladas.

Fuente de la noticia: www.hibridosyelectricos.com 

Fuente de la imagen: Revista Viajeros