Gas&Sostenibilidad

El Gas Natural y Gas Renovable son una de las mejores opciones energéticas para la reducción de las emisiones de agentes contaminantes y para la mejora de la calidad del aire, siendo además una de las tecnologías energéticas más eficientes económicamente.

El Gas Natural es una alternativa madura y real de combustible ecológico. Destaca las bajas emisiones que emiten los vehículos con Gas Natural Vehicular (GNV), contribuyendo a la lucha contra el efecto invernadero; el ahorro directo en el combustible y en el mantenimiento de los vehículos. Las amplias posibilidades del GNV lo convierten en una alternativa real y económica a los derivados del petróleo, principalmente en el transporte pesado por carretera, transporte ferroviario y marítimo.

El parque de vehículos a gas natural en España se ha incrementado exponencialmente en los últimos años, superando a finales de 2019 los 20.000 vehículos.

Acualmente existen 86 estaciones de Gas Natural operativas en España y 11 en Portugal.

Ventajas del uso del Gas Natural Vehicular

El GNV reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en más de un 80%, y casi completamente las emisiones de óxidos de azufre (SOx).
El GNV también reduce las emisiones de partículas en suspensión, en un 95%, siendo ésta la principal fuente contaminante que más afecta a la salud de los ciudadanos.
Además el GNV reduce las emisiones de CO2 en un 20% y reduce la contaminación acústica con un 50% menos de emisión sonora y vibraciones que los motores diésel.

Por otro lado, y desde un punto de vista económico, el gas natural es un combustible muy competitivo que alcanza unos ahorros que oscilan entre el 25 y el 50% en relación al el gasóleo y la gasolina.

El futuro del uso del Gas Natural Vehicular

La demanda de Gas Natural Vehicular creció un 10% en el año 2018. Y se estima que, a medio plazo, entre el 25 y el 50% de los motores diésel serán reemplazados por motores que utilicen el gas natural como combustible. Esto ayudará a reducir las emisiones de CO2 y la contaminación acústica.

En Europa 70.000 autobuses urbanos utilizan el gas natural vehicular, y para el año 2020 todos los países de la Unión Europea deberán tener estaciones de servicio de GNC (Gas Natural Comprimido) instaladas cada 150 kilómetros y de GNL (Gas Natural Licuado) cada 400 km.

Noticias